¿Qué son las bombas solares?

¿Qué son las bombas solares?

¿Qué son las bombas solares?

El extraer agua de un pozo o mover agua de un lugar a otro, ha sido una tarea complicada, los paneles solares en la aplicación de las bombas solares nos lo han facilitado, ya que se hacía con implementación mecánica o por medio de bombas convencionales, alimentadas por corriente alterna que generaban altísimo costo de energía. Actualmente tenemos la alternativa de utilizar la energía que el sol nos está brindando y puede jugar un papel realmente importante en ésta actividad, alimentando bombas muy potentes que nos facilitan el trabajo de movimiento de agua.

El bombeo solar, puede definirse como la capacidad técnica de extraer agua de los pozos mediante el uso de energía solar, únicamente, esto con fines diversos, como el riego de cultivos, uso dentro de las granjas, disposición de agua en zonas aisladas.

Estas bombas, se alimentan por medio de un sistema fotovoltáico que genera electricidad la cual se aplica directamente a las bombas hidráulicas adaptadas para poder funcionar por medio de ésta energía la cual transforman en electricidad.

Las bombas de agua se conectan directamente a los paneles solares y convierten la energía solar en energía eléctrica, dejando de lado el uso de baterías, las bombas tendrán su uso continuo durante el llenado del almacén del agua, siempre y cuando haya radiación solar disponible. LA capacidad del agua adquirida va a depender de la combinación de potencia de los paneles solares y la capacidad de la bomba adquirida, obviamente, mientras más potencia, más agua.

 

Algunas ventajas de usar bombas solares:

Algunas de las ventajas son que prestan un rendimiento mayor que las bombas comunes, no requieren ningún tipo de combustible, no requieren uso de electricidad por lo que además los costos de éste insumo disminuyen considerablemente, y sobre todo aportamos al planta un granito de arena, ya que manejamos energía limpia, por lo que no generamos contaminantes de ningún tipo.

Su sistema automatizado permite programar su funcionamiento sin tener una persona trabajando en ello, además, la durabilidad de los paneles puede llegar hasta los 35 años de vida, sin quitar de la vista que el uso que se les da puede ser muy diverso.

Ya no se implementan esfuerzos físicos, por lo que se reduce el tiempo y costos del personal y el desgaste físico.